• Portada
  • Eventos
  • El comercio de Fraga celebra su semana, del 24 de junio al 1 de julio

Trufa-te visita Fraga en su décima edición

El sábado 18 de febrero, a partir de las 19 horas, se repartirán 11.700 tapas elaboradas con trufa por nueve establecimientos de Fraga.

El pabellón del Solet de Fraga acogerá el sábado 18 de febrero la décima edición de Trufa-te, una degustación de trufa negra que organiza la Diputación Provincial de Huesca. A partir de las 19 horas, nueve establecimientos y restauradores fragatinos ofrecerán sus creaciones en forma de tapas, con la única condición de que la trufa negra se deje notar en todos los platos. Las tapas se servirán al precio popularde dos euros y medio, que incluye dos tapas y una bebida (vino, cerveza o agua).

Trufa fresca en Fraga

En un mismo espacio, se podrá disfrutar de cocina en vivo, luego llevarse a la boca cualquiera de estas coloristas creaciones, y también adquirir trufa fresca en el punto de venta que la Asociación de Truficultores y Recolectores de la Trufa de Aragón instalará en el recinto ferial.

De esta forma, los aficionados podrán continuar con las experiencias truferas en su propia casa, siguiendo las recetas recogidas en el recetario de Trufa-te 10, que muestra las múltiples combinaciones que admite la trufa. Este recetario de bolsillo describe una a una las tapas y los pasos a seguir para extraer plenamente las cualidades gastronómicas de la trufa altoaragonesa.

Las cocinas de trufa-te 10

Nueve pequeñas creaciones de mano de los cocineros fragatinos conjugan el característico aroma de la trufa negra con otros productos típicos de estas tierras, como el bacalao, el pollo del Cinca y las manitas de cerdo.

El resultado son más de 11.700 tapas elaboradas con 11 kilos de Tuber Melanosporum y una variedad de propuestas gastronómicas que irán de lo tradicional a la vanguardia a través de bocados salados y postres dulces, todos ellos con la trufa como aliada especial.

Las tapas han sido diseñadas para conformar un completo menú: hay entrantes, pescado, carne y también postres.

El menú de Trufa-te Fraga

Estas son las 9 creaciones que se podrán degustar en la décima edición de Trufa-te, que se celebra en Fraga:

Cafetería Pim Pam

Cafetería Pim Pam

Vichyssoise de almendra trufada.
La Sitja

La Sitja

Tortellini de setas con trufa y bechamel.
Sidrería Trasgu

Sidrería Trasgu

Salmón trufado a la naranja.
Salones Casanova

Salones Casanova

Canelón trufado de brandada de bacalao con alcachofa al aceite de trufa y crema ceps.
Restaurante Martín

Restaurante Martín

Piruleta de ave trufada.
Espaioró

Espaioró

Meloso de manitas de cerdo con risotto de bulgur y polvo de aceite de trufa.
+ Billauba

+ Billauba

Crujiente de pollo ecológico del Cinca trufado y espuma de boletus.
Papachu Degustació

Papachu Degustació

Mini bola de crema de queso con arándanos y trufa.
Bar Galicia

Bar Galicia

Mini croissant de crema de tiramisú con trufa y salsa de bourbon.

La trufa negra de Huesca

Trufa-te es un auténtico escaparate de la trufa negra. Una cita en la que el hongo es el protagonista y se acerca al territorio y a sus gentes a precios populares y en su mejor momento de recolección.

La truficultura en la provincia de Huesca está en continuo desarrollo. Desde el año 2002, la Diputación de Huesca fomenta el cultivo de la trufa negra en el Alto Aragón a través de diversos programas de ayuda.

Actualmente, cerca de 1.500 hectáreas, repartidas por cinco comarcas altoaragonesas, están dedicadas al cultivo de la trufa.

Si bien tradicionalmente la trufa se asociaba a las comarcas de Sobrarbe y Ribagorza, ahora los cultivos se extienden por el territorio. Ese es el camino que sigue Trufa-te, que desde el año 2009 ha pasado por Huesca, Barbastro, Jaca, Aínsa, Tamarite de Litera, Sabiñánigo, Graus, Binéfar, y ahora, Fraga.

Un auténtico escaparate y una forma de promoción de la trufa negra de Huesca que llega a todos los altoaragoneses a través de las cocinas de los hosteleros de cada zona.
La trufa presta la compañía de su sabor, único y exclusivo, a otros productos de la zona, maridando a la perfección con carnes, pescados, huevos o incluso dulces.

Durante siglos, este hongo (Tuber Melanosporum) ha estado considerado como el diamante negro de las cocinas por su intenso e inconfundible aroma.

Etiquetas: bares y restaurantes