Auxiliares de enfermería y gerocultoras

La Residencia Sagrado Corazón de Jesús de Fraga nos presenta, en esta ocasión, al equipo de auxiliaries de enfermería y gerocultoras. Son las encargadas de que los residentes tengan los mejores cuidados en la Residencia, que es su hogar.

Carta enviada por el equipo de auxiliares de enfermería y gerocultoras:

Nosotras, el equipo de auxiliares de enfermería y gerocultoras de la Residencia Sagrado Corazón de Jesús de Fraga, tenemos como objetivo favorecer que los residentes tengan las mejores atenciones y cuidados en su estancia en la Residencia, que es su hogar.

Hay personas que vienen a la Residencia cuando no pueden valerse por sí mismas, bien por su deterioro físico, porque las familias ya no pueden cuidarles como ellos necesitan o porque han considerado que, aun teniendo un nivel medianamente bueno de autonomía, estarán mejor en la Residencia. Nosotras somos sus cuidadoras, sus brazos, sus piernas, su apoyo, su OTRA familia. Al estar muchas horas con ellos, somos las primeras en detectar si no están bien o si tienen algún problema. Ante cualquier eventualidad, lo comunicamos de inmediato a las enfermeras.

Los residentes son personas generosas y cariñosas, por lo que también necesitan cariño, comprensión y sobre todo la confianza que les ofrecemos, que les hace estar seguros y tranquilos. En ocasiones no es fácil ganar esa confianza, ya que los cambios no son ni sencillos ni fáciles para ellos.

Los días comienzan con las duchas y el aseo personal. Les ponemos cremas para que se les fortalezca la piel, les hacemos las camas, les ponemos guapos y los llevamos a desayunar. Algunos no pueden comer o beber por sí mismos y nosotras les ayudamos en su alimentación. También les acompañamos a sus terapias con el fisioterapeuta o a la psicóloga, a las consultas de los médicos y a los hospitales o a cualquier actividad que se realice durante el día. Es importante también animarles para que tomen sus propias decisiones y conserven la mayor autonomía, dentro de sus posibilidades. Algunos familiares nos felicitan y nos dicen lo agradecidos que están de nuestro trabajo.

Hay muchas visitas de familiares y amigos, que son muy beneficiosas para ellos. Durante el día se les mantiene hidratados y con frecuencia hay que acompañarles al baño, las veces que sean necesarias, pues va en función de cada persona. Después de la cena les acostamos. En el turno de noche la vigilancia es constante, por si surge alguna necesidad que ellos no son capaces de advertir.

En toda esta cotidianidad existen días en los que alguno de nuestros residentes nos dejan para siempre, es la hermana muerte, en palabras de S. Francisco de Asís, que les visita y nos recuerda que nuestro tiempo tiene una finitud. Son los momentos más duros de nuestro devenir en la Residencia como parte de nuestra vida personal y profesional. Personal, porque se crea un lazo afectivo con ellos, se les cuida y se les mima, y ya forman parte de nosotras mismas. Profesional, porque nos coloca ante un espejo en el que revisamos mentalmente cómo ha sido nuestra actitud con la persona que nos deja, nos cuestiona para actualizar lo que hacemos, sin caer en la rutina, para poner más corazón en nuestro trabajo, en nuestras palabras y en nuestra mirada, porque la muerte de alguien cercano nunca deja indiferente y la ausencia difícilmente se llena.

Este es un trabajo que tiene que gustarte y la motivación la alimentas continuamente, pues la relación con las personas mayores siempre enriquece. Nosotras aprendemos de ellos, de sus historias y de sus vivencias, de sus experiencias de vida, y nos aportan satisfacción a nuestro trabajo diario.

Vivimos agradecidas sabiéndonos parte de sus vidas, de esa vida que antes o después nos dejará el dulce recuerdo que solo los mayores saben dejar como legado único de su historia, no escrita en papel, pero sí en el corazón.

¿Te gusta Fraga?

FragaMeGusta es un escaparate de
las empresas, comercios y emprendedores
de Fraga y su comarca.

Promocionamos los eventos, iniciativas
y proyectos
que hacen crecer
nuestro territorio.

Fraga Me Gusta

Candasnos, 1 - 2º A
22520 FRAGA (Huesca)

Fraga Me Gusta es un proyecto de La Voz Edita y Comunica  © Todos los derechos reservados